La Brabançonne, el himno nacional de Bélgica

La Brabançonne, el himno nacional de Bélgica, fue compuesto en 1830, el año de la revolución que dio origen a lo que conocemos hoy como Bélgica.

Sus autores son el actor Louis-Alexandre Dechet y el tenor François Van Campenhout, el primero compuso la letra y el segundo la música. Pero, ¿cuál es el origen de este himno?

LA LEYENDA DE LA CREACIÓN DEL HIMNO


La leyenda cuenta que el Brabante, que originalmente se llamaba La Bruxelloise, se creó en un café de Bruselas. Una noche de septiembre de 1830, varios jóvenes soldados entraron en el café «Golden Eagle» de la calle de la Fourche de Bruselas. Entre estos jóvenes revolucionarios, Hippolyte Louis-Alexandre Dechet, actor francés del Théâtre de la Monnaie, más conocido con el nombre de Jenneval, comenzó a recitar los versos de un texto que había compuesto y que traducía las aspiraciones de los revolucionarios de la época. Esta fue la primera versión de lo que sería el himno nacional belga.

Litografía de Jenneval declamando La Brabançonne


Louis-Alexandre Dechet, alias Jenneval, fue actor en el Théâtre de la Monnaie de Bruselas, donde estalló la revolución que condujo a la independencia belga el 25 de agosto de 1830. Se unió al ejército revolucionario y murió en una batalla cerca de Lierre el 18 de octubre de 1830, con la cabeza arrancada por una bala de cañón holandesa. Antes de su muerte compuso tres versiones de la Canción Nacional Belga.


LA VERSIÓN ACTUAL DE LA BRABANÇONNE


El texto actual de la Brabançonne fue reelaborado en 1860 por el Primer Ministro Charles Rogier, que suavizó las virulentas palabras de Jenneval hacia el Príncipe de Orange, Guillermo de Nassau.


UN TEXTO MUSICALIZADO


Este texto, que recoge plenamente las ideas revolucionarias de la época, no tardó en ser musicado por el tenor François Van Campenhout. La primera interpretación pública del himno nacional belga tuvo lugar en el Théâtre de la Monnaie a principios de octubre de 1830. La partitura original también se modificó para adaptarla a las palabras de Charles Rogier.
No hay ninguna versión oficial de La Brabançonne. Se pidió a varias comisiones que examinaran su texto y melodía y que establecieran una versión oficial, sin éxito. Su trabajo nunca llegó a buen puerto.

Letra en español 

Noble Bélgica, oh madre querida,
A ti nuestros corazones, a ti nuestros brazos,
A ti nuestra sangre, ¡oh patria!
Todos lo juramos, ¡vivirás!
¡Vivirás siempre grande y bella!
Y tu invencible unidad
Tendrá por lema inmortal:
¡El Rey, la Ley, la Libertad!
Tendrá por lema inmortal:
¡El Rey, la Ley, la Libertad!
¡El Rey, la Ley, la Libertad! (2 x) *

*Fuente Wikipedia

About Author /

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search